SOBRE LA TERAPIA QUE UTILIZO

Aunque provengo de una formación cognitivo conductual, utilizo técnicas de otras corrientes, ya que creo en una psicología abierta y sin restricciones.
Me gusta la Terapia de Aceptación y Compromiso, situada dentro de las terapias de tercera generación.

Esta terapia es una alternativa a la psicología tradicional. Pretende encaminar a las personas hacia sus objetivos o metas, basándose siempre en la dirección valiosa para ellos/as.


Muchas veces nuestros pensamientos y emociones limitan nuestro día a día sin permitirnos avanzar hacia donde queremos. Eso crea una gran frustración porque apesar de saber qué debemos hacer, nos dejamos llevar por el malestar que nos crean ciertas emociones o pensamientos.
Con esta terapia y a través de metáforas y ejemplos, se pretende ayudarte a comprenderte a ti mismo y a contactar con el momento presente.

 

Por otra parte y de manera complementaria también uso el MÉTODO SHEC del cual tengo la acreditación de experta por la realización de todos los cursos para adutos, niños y embarazadas.

 

Este es un método psicoterapéutico basado en las neurociencias. A través de este método, se ayuda a las personas a liberarse de traumas, situaciones que nos superan, que nos cuesta manejar, duelos, abortos, pérdidas, fobias, haber sufrido negligencia familiar en la infancia, abandonos, separaciones, abusos, accidentes... 

Es un método rápido, duradero y eficaz para resolver dichos traumas así como la sintomatología que muchas veces se asocia a ellos como ansiedad, tristeza, apatía, desilusión, agobio... 

 

Ante una situación traumática, nuestro cerebro entra en shock, con esta técnica ayudamos al cerebro a procesar la situación para disminuir la sintomatología y bloqueos que el mismo provoca. Se trataría pues de un método que corrige la neurofisiología alterada, logrando eliminar el malestar emocional y produciendo el entendimiento, aceptación y bienestar emocional en el paciente.